Biodanza

La Biodanza es un sistema de aceleración de procesos integrativos a nivel molecular, celular, metabólico, neurológico y existencial en un ambiente enriquecido mediante ecofactores universales humanos.

Una de las últimas definiciones de Biodanza de Rolando Toro – 2009

El término Biodanza ...

Es una elaboración semántica conformada por el prefijo “bio” que significa “vida” y la palabra “danza” que significa “movimiento integrado pleno de sentido”, formulando así la metáfora “Biodanza, danza de la vida”.

Rolando Toro Araneda

Rolando Mario Toro Araneda nace en Concepción, Chile, el 19 de abril de 1924; es el creador de la Biodanza, sistema de integración humano–afectivo basado en el encuentro en grupo y en la música como generadora de vivencias; su propósito fundamental es el desarrollo humano desde la expresión de todas nuestras potencialidades: creativas, afectivas, sexuales, trascendentes y vitales.

Fotografía de Marcelo Echeverría

La Biodanza se inició en investigaciones de los efectos de la música y la danza en los pacientes del Hospital Psiquiátrico de Santiago entre los años 1968 y 1973, esta experiencia lo llevó a comprender que la sanación de los pacientes se genera a través de la actividad corporal y la estimulación de las emociones en la danza y en el encuentro humano.

Inserto en el mundo relacional desde su profesión de Psicólogo, entendió y comprendió la vivencia humana en relación permanente con el Universo y sus fuerzas. Un universo vivo, donde la vida es la principal gestadora de vida. Desde aquí postuló El principio Biocéntrico, en el cual propone la potencialización de la vida y la expresión de sus poderes evolutivos, fundada en las leyes universales que conserva y permite la evolución de la vida, por lo tanto, todas las acciones de Biodanza se orientan en resonancia con el fenómeno profundo y conmovedor de la vida.

Rolando Toro Araneda, nos dejó como legado un sistema de integración humana, de renovación orgánica, reeducación afectiva y reaprendizaje de las funciones originarias de vida, el cual busca el desarrollo del ser humano en toda su plenitud.

El Movimiento de Biodanza se ha extendido por todo el mundo y está presente en los 5 continentes, invitándonos a reencontrarnos con el placer de existir, la alegría profunda, el juego, la ternura y la gratitud, desde la sencillez del movimiento, del estar plenamente presentes aquí y ahora, conectados desde el corazón, saboreando cada instante de Vida.


Según Rolando Toro, su más íntima profesión era ser poeta.

Fotografía de Mónica Díaz

Biodanza - Rolando Toro Araneda